Són las diseñadas para mostrar entornos o edificios emblemáticos con un detalle reducido para realizar estudios sobre el proyecto. Se utiliza un tratamiento especial, conceptual y minimalista en la construcción de estas maquetas, para un resultado más impactante.

En el caso de las maquetas volumétricas, se les suele dar un tratamiento un poco más ámplio, ya que muchas veces es necesario delimitar ciertas zonas de cada proyecto, dando importancia a unos elementos más que a otros.

Orientadas a arquitectos, ingenierías, estudiantes o departamentos de patrimonio de grandes empresas.

Las maquetas volumétricas, son las que inician un proyecto, las llamamos volumétricas porque  en ellas solo podemos apreciarlas como volúmenes puros, hacemos este procedimiento por que es necesario para nosotros ver la el conjunto de los distintos volúmenes, para ver cómo interactúan en una unidad, para ver la escala y la proporción de lo que estamos proponiendo, para ver si resulta muy pesado o muy agresivo respecto del entorno donde vaya a ser emplazado nuestro proyecto.

Algunos de los materiales empleados son el poliestireno expandido o también llamado tergopol y la esponja florar, carton, trovicel o unicel.